La gran hora de la verdad llegaba por fin para la UMA Antequera con todas sus opciones intactas en ese último y decisivo partido que le medía a un Valdepeñas con el objetivo ya cumplido y sobre todo conocedor de no depender de nadie para cantar el alirón en casa y ante los suyos.

El Argüelles que registraba el ambiente de las grandes tardes era el escenario ideal para que la historia viese al primer equipo antequerano ascender a la máxima categoría nacional, para ello y en evitación de depender de terceros como Cartagena y Melilla los de Moli restauraron el poder de la autoconvicción para no dar resquicio siquiera a la mínima sorpresa y alcanzar la cima de la satisfacción en base a hora y media de tensiones acumuladas.

Un partido que ya se puso de cara (M.2) cuando Claudio acertaba a concretar el primer gran acercamiento al área de Pepote y que después tuvo sus minutos de toma y daca con propuestas de juego mutuas que no se concretaron hasta que llegó el momento determinante del choque. En un minuto sendos tantos de Chillo y Javi Sánchez que sentenci8aban el partido (M.15 y 16).

Crispi hacía el cuarto (M.21) y Lucio el quinto (M.25), para entonces el “Argúelles” era un hervidero humano y el Valdepeñas entonces decidió introducir al quinto jugador de campo, a partir de ese momento el juego ya decayó y fruto de ello un intercambio en el que de nuevo Crispi y Javi Sánchez neutralizaron los tantos de Kike y Jota para terminar sentenciando con ese expeditivo 7-2, que conducían directamente a Primera División a una UMA Antequera que vio como su público se lanzó a la cancha a celebrar el ascenso nada más producirse la señalización del final del choque por parte de los colegiados y la posterior fiesta.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?