Antequera vivió con entusiasmo y devoción la procesión de la Virgen del Carmen. Una advocación muy devocional y que en la ciudad del Torcal tiene sus cultos en el Convento de la Encarnación y en la Iglesia Parroquial del Carmen. Es en este último sítio, donde los devotos de la imagen junto a la Parroquia le organizan además de sus cultos, procesión por las calles de Antequera.
En este 2014, se cumplían 25 años desde que la imagen salía por primera vez en procesión. La cruz parroquial salía del templo barroco a las ocho y media de la tarde, momentos antes, la imagen en su trono pasaba ante la capilla de la Cofradia de la Soledad donde algunos miembros de su directiva junto a su nuevo hermano mayor, Luis Moreno, aguardaban para despedir a la imagen que durante algunas horas abandonaría su templo para bendecir a su barrio.
A continuación, la imagen traspasaba el pórtico de la Iglesia del Carmen ante la marcha real acompañada por la Banda de Cornetas y Tambores Amigos de la Música de Antequera que acompañó a la procesión con sus marchas durante todo el recorrido. 
El cortejo avanzó por Calle del Carmen y Plaza del Carmen, donde se paró a bendecir a los vecinos girandose el trono en aquellos balcones donde aguardaban devotos con alguna enfermedad, y en otros, petalada por un grupo de jovenes devotos del municipio. A continuación, la procesión subía por el casco historico de la ciudad por calle del Colegio adornada para la ocasión al igual que el resto de calles del recorrido por jóvenes y devotos de Antequera de la Virgen del Carmen, una imagen ataviada magnificamente por Adrián Sarmiento y que portó para la ocasión con uno de los mantos de la Virgen del Carmen Coronada del Perchel de Málaga.
Al llegar al mirador de las Almenillas, los hermanacos giraban a la imagen ante la ciudad de Antequera para que la imagen pudiera realizar su bendición. La procesión continuó por calle del Rastro y Cuesta del Viento. Al pasar por la citarilla, aguardaban a las puertas de la Basilica, la Cofradia de Abajo y del Rosario para realizar saludo y ofrenda floral a la imagen, ante las puertas de su templo abiertas y repique de campanas. 
Tras dicho encuentro cofrade, la procesión entraba de nuevo en su barrio entre vitores y petaladas. De esta forma llegaba uno de los momentos de más fervor cofrade, el paso por Calle Rio. Esta vía, debido a su estrechez, deja imágenes cargadas de emoción. Al llegar al centro de Calle Rio, la banda interpretó la marcha Requiem, bajo el silencio de los allí presentes y una gran petalada, debido al fallecimiento en este último año de una devota y vecina del barrio. 
La procesión continuó hasta llegar a plaza del Carmen, donde los jóvenes devotos decoraron la muralla con frases alusivas a la Virgen como Reina, así como faldones entre los balcones con la frase “Regina Coeli”. Al llegar a la plaza junto al templo, giro para entrar de espaldas a su templo donde la banda de Antequera interpretó algunas marchas mientras la imagen era mecida por sus hermanacos. Unos hermanacos que fueron guiados por Antonio Garcia. 
Tras la marcha real, la imagen entro con marcha en el interior de su templo hasta llegar al altar mayor, donde la imagen fue depositada en el suelo entre vivas y aplausos, porque un año más la Virgen del Carmen bendijo a la ciudad de Antequera y a su barrio.


*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?