Hoskin, contemplando su busto tras el descubrimiento

La particular orientación del dolmen de Menga hacia la Peña de los Enamorados es una de las particularidades que le hizo ser merecedor, junto los megalitos de Viera y el Romeral y el paraje natural del Torcal, de la declaración de Patrimonio Mundial de la Unesco el pasado verano. Desde este viernes también lo hace el busto dedicado a Michael Hoskin en el mirador que lleva su nombre, con el que Antequera ha querido homenajear a este arqueoastrónomo británico, cuyos estudios han sido fundamentales para destacar al Valor Universal Excepcional del Sitio de los Dólmenes.

Antequera es mi segundo hogar y esconde el mayor de los tesoros, que vengo a visitar de nuevo”, ha comentado Hoskin, quien ha vuelto hoy al conjunto arqueológico, esta vez acompañado por una veintena de familiares.

La primera vez que lo hizo, como él mismo ha reconocido se convirtió en un “hito” en sus investigaciones sobra arqueoastronomía. De ellas nació ‘Tumbas, templos sus orientaciones: una nueva perspectiva sobre la Prehistoria del Mediterráneo’, publicado en 2001, en el que se confirmó que tanto Menga como el ‘tholos’ de El Romeral dirigían su entrada hacia dos lugares terrestres y no hacía la salida del Sol, a diferencia de la inmensa mayoría de los megalitos del arco Mediterráneo: el primero lo hace hacia la Peña de los Enamorados y el segundo hacia el Camorro de las Siete Mesas, ubicado en El Torcal.

Varios familiares han acompañado a Hoskin en su vuelta a Antequera

El busto, obra del escultor Pedro Fernández, está acompañado por unas palabras, donde la ciudad ha querido agradecer a Hoskin su “crucial labor de investigación”.  El alcalde de Antequera, Manolo Barón, ha vuelto hoy a reiterar el agradecimiento por el trabajo de Hoskin para descubrir unas “claves” que contribuyeron decisivamente a la declaración del Sitio de los Dólmenes como Patrimonio Mundial. “La ciudad quiere que permanezca siempre en la memoria de todos los antequeranos el científico que hizo posible lo que tantos años Antequera aspiraba: ser patrimonio de todo el mundo”, ha subrayado en el mirador ubicado junto al Arco de los Gigantes y frente a la entrada de la Alcazaba.

Durante el acto de reconocimiento, también ha participado Margarita Orfila, profesora de Arqueología de la Universidad de Granada, quien ha recordado parte de las contribuciones de este catedrático emérito de Historia y Filosofía de la Ciencia por la Universidad de Cambridge, como la fundación en 1971 del ‘Journal for the History of Astronomy’. “Un astrónomo rey en el reino de los arqueólogos”, como lo ha definido.

Hoskin también ha visitado la Real Colegiata de Santa María la Mayor

También han estado presentes el director del Conjunto Arqeológico de los Dólmenes, Bartolomé Ruiz, varios concejales de la Corporación Municipal; así como el subdelegado de Gobierno en Málaga, Miguel Briones, para quien la puesta en valor de los Dólmenes gracias a los estudios de este arqueoastrónomo británico suponen un impulso a la promoción turística de Antequera, haciendo de ello “su palanca de cambio en el progreso de esta ciudad”.

Con este mirador –que contará con unos aseos para los visitantes al recinto monumental– ya son dos los espacios dedicados en Antequera a Michael Hoskin. El centro solar del Conjunto Arqueológico de los Dólmenes, también lleva su nombre. Además, también forma parte de la Real Academia de Nobles Artes de Antequera, institución desde donde se promovió en su día la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes concedida en 2015.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?