Top_Mediante_Trabajo
Nuestra querida tierra, es no sólo conocida por su amplia aportación a la cultura e historia de España en todas sus épocas, sino que también es conocida por el amplio e importante legado de leyendas que han quedado para nuestra tradición como ciudad y como parte imprescindible de la historia de nuestra nación.
La expresión “que salga el sol por Antequera” es un buen ejemplo de ello. Bien es verdad, que hay cierta incertidumbre en el origen de esta frase y a quien atribuírsela, lo único en lo que coinciden todas las hipótesis es en el periodo en que supuestamente fue dicha, en concreto durante la reconquista.
Hay una parte minoritaria de la doctrina, quien atribuye esta frase a Abú Abd Allah, “El Zagal”, cuando veía el final del reino de Granada “Fue entonces cuando se escuchó aquello de “salga el sol por Antequera”. Daba ya todo igual; había que luchar a la desesperada, según la opinión de Abú Abd Allah, “El Zagal”, que viene a significar el “Temido”, el que nunca será vencido. El general que fue rey, il-Zagal, pedía a los suyos coraje para enfrentarse a las bien formadas, bien equipadas, bien pertrechadas tropas de los Católicos, con curtidos mariscales y capitanes de la talla de Gonzalo Fernández de Córdoba.” 
Frente a la anterior, la doctrina mayoritaria opina que se la debemos al infante Fernando, cuando se lanzó al asalto de la Antequera tras cruzar su Rubicón personal, el arroyo de las Yegüas, la noche del 16 de septiembre de 1410, y proclamó la cita para que la dicha le fuera de cara frente a los árabes. La ciudad cayó y, en efecto, el astro rey les salió por allí.
Y muchos añaden a la fábula anterior que, el Infante Don Fernando de Aragón no lograba decidirse qué tierra tomar y que una noche se le apreció una joven entre luces acompañada de unos leones, la mujer le dijo que dudara y que “Salga el sol por Antequera y que sea lo que Dios quiera”. Al día siguiente el Infante no dudo y junto a sus tropas, fue a por Antequera. La joven que se le apareció a Fernando de Aragón era Santa Eufemia, virgen y mártir calcedoniense, desde el 16 de septiembre de 1410 que se le apareció al Infante se convirtió en la Patrona de la ciudad de Antequera.
Sea cual fuere la verdadera rúbrica de dicha expresión, lo importante a destacar en ésta leyenda es la importancia de Antequera dentro de la naturaleza intercultural de nuestra tierra, ciudad cuna de culturas y que ha sido, es y seguirá siendo un pilar fundamental a la hora de realizar un análisis pormenorizado de la historia de España.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here