InmobiliariaTorcalTop

peso

La pérdida de peso está contemplada por la sociedad actual como un medio para alcanzar nuestra imagen corporal deseada. Uno de los papeles más importantes que tienen los dietistas-nutricionistas es concienciar a la población de la importancia que tiene mantener un peso saludable para nuestra salud.

Cuando una persona no atlética tiene un exceso de peso, como consecuencia presentará un porcentaje elevado de grasa corporal. Nuestro organismo tiene un reservorio de materia grasa muy útil y necesario, que nos protege ante las necesidades metabólicas aumentadas en una situación de estrés elevado o de enfermedad. Sin embargo, cuando este reservorio pasa a ser un exceso de acumulación de grasa, en lugar de una protección supone un riesgo para el organismo, que será más propenso a desarrollar ciertas enfermedades.

No se trata de comer menos, sino de comer mejor

Estar dentro de un peso saludable -también no tener un peso más bajo de lo normal- contribuirá a mantenernos lejos de manifestar ciertas patologías tales como la hipercolesterolemia, la hipertensión o la diabetes tipo II (entre muchas otras), que a su vez conllevan otros riesgos aún más graves, ya que ponemos en peligro, por ejemplo, la salud cardiovascular.

Por otro lado, normalmente asociamos dieta a una baja ingesta de kilocalorías; pasar hambre comiendo siempre menús con el mismo patrón. Sin embargo, no se trata de comer menos, sino de comer mejor. Sustituir los productos procesados por productos naturales. Reducir el consumo de algunos alimentos a favor del consumo de otros con mayor frecuencia. Y, en definitiva, evitar con los hábitos de nuestro día a día una situación de enfermedad crónica que posiblemente nos limitaría durante el resto de nuestra vida. Como dijo Hipócrates, “que tu alimento sea tu medicina”.

SolaSalud

¿Quieres recibir las últimas noticias?

* Obligatorio

¿Quieres recibir la actualidad cofrade?

* obligatorio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here