InmobiliariaTorcalTop

infantil

¿En qué consiste el programa de intervención en obesidad infantil?

Se trata de un plan integral de intervención multidisciplinar, combinando atención pediátrica y apoyo psicológico, que se puso en marcha en la Unidad de Gestión Clínica de Pediatría hace poco más de un año.

Ofrece ayuda especializada en una consulta hospitalaria a niños entre 4 y 14 años de edad, que son derivados desde atención primaria, y que presentan obesidad grave (que la definimos utilizando el IMC -relación peso/talla- , que en la actualidad existe un concenso internacional, mediante unas tablas de la OMS para definirlo) y/o obesidad asociada a otras patologías (dislipemias, HTA, Insulinorresistencia….)

Se realiza una primera visita con el pediatra en el que realizamos una anamnesis detallada, recogiendo datos sobre la alimentación, el ejercicio físico, y la historia familiar de factores de riesgo, junto con una exploración minuciosa del paciente (descartar signos de obesidad secundaria) junto con los datos antropométricos. En la mayoría de las ocasiones aportan o se les solicita en dicha consulta una analítica para descartar o diagnosticar enfermedades asociadas. Se les entrega una hoja de registro de alimentación de 7 días que aportarán en la siguiente visita, en la que son atendidos por una psicóloga y técnico de promoción de la salud.

¿En qué consiste la intervención psicológica?

Se realiza un abordaje familiar, con una evaluación de los hábitos de vida de toda la familia, y se trabaja, mediante el empleo de una entrevista motivacional, la mejora de los hábitos teniendo en cuenta las circunstancias de cada familia. Así, se ven reforzadas entre otras, la planificación familiar, la comunicación e implicación en el cambio de distintos miembros, la puesta en marcha de nuevos hábitos, y la mejora de estrategias sobre el control de la ingesta y el ejercicio físico en familia.

¿Qué objetivo persigue?

El objetivo fundamental es disminuir la prevalencia del sobrepeso y de la obesidad infantil de nuestra área, sobre todo en pacientes que ya que son considerados de riesgo cuando son enviados a la consulta, ya que presenta una serie de comorbilidades que hacen que el problema sea aún más grave.

A su vez, se pretende mediante el abordaje multidisciplinar, el cambiar los hábitos de vida de  TODA la familia, tanto a nivel de alimentación, basándonos fundamentalmente en las recomendaciones de la pirámide de alimentos, junto con el ejercicio físico que tantos beneficios aporta.

¿Por qué es importante intervenir en el sobrepeso y la obesidad infantil?

Porque la epidemia de obesidad infantil en las sociedades occidentales es creciente y muy preocupante. Nuestro país presenta la misma tendencia, con un aumento de la obesidad en la población infantil y adolescente que se ha triplicado en los últimos 10 años. En la última encuesta andaluza de salud publicada, la prevalencia de sobrepeso en la edad infantil es de 19,7%, y la de obesidad es del 11,3%.

Los cambios en los estilos de vida condicionados por una oferta alimentaria que prioriza el consumo de comidas y bebidas procesadas sobre la tradicional dieta mediterránea y un patrón de actividad física más sedentario, influyen en el desarrollo de este problema de salud.

La obesidad infantojuvenil tiene un trascendencia tanto por las consecuencias para la salud, que incluyen numerosos problemas médicos de tipo ortopédico, pulmonar, digestivo, neurológico y endocrino, como consecuencias metabólicas y factores de riesgo como resistencia a la insulina (riesgo de diabetes tipo 2), niveles elevados de presión sanguínea y de los lípidos plasmáticos. Si alcanza mayor gravedad, puede producir esteatosis hepática, apneas del sueño o deslizamiento de la cabeza del fémur. También tiene consecuencias a nivel del bienestar psicológico, como disminución de la autoestima, estigmatización y fracaso escolar. A menudo expresan sensación de inferioridad, rechazo, alteraciones del comportamiento, síntomas de depresión y ansiedad.

Hay una fuerte evidencia de la asociación entre la obesidad infantil y la de la edad adulta, reduciendo las expectativas de vida debido a la comorbilidad asociada, por lo que la prevención desde la infancia es prioritaria.

¿Qué resultados habéis obtenido?

Los pacientes atendidos el pasado año por sobrepeso y obesidad en atención primaria siguiendo el Plan Integral de Obesidad Infantil de Andalucía (PIOBIN) en la comarca fue de 588 menores. De estos pacientes, un total de 80 fueron derivados a consulta especializada por sus pediatras al presentar obesidad junto a comorbilidades (como resistencia insulínica, sospecha de síndrome metabólico, dislipemia, hipertensión arterial, apnea del sueño o en otros casos al presentar obesidad grave, definida como IMC > 4 DE, que equivale en un adulto a un IMC > 30).

Los resultados en cuanto a la mejoría del peso son claros. En un año el 93,5% de los niños y niñas atendidas redujeron el IMC de forma significativa (de 5,08 DE de IMC como media al inicio a 3,78 DE de IMC tras el programa).

Por otra parte se incrementó notablemente la realización de ejercicio físico y la satisfacción e implicación familiar en el mantenimiento de los cambios realizados.

Dentro de las comorbilidades que presentaban, la más frecuente es la resistencia insulínica, la cual ha presentado una mejoría clínica en paralelo al descenso del IMC.

¿Qué recomendaciones ofrecéis a las familias para que cuiden estos hábitos de alimentación y ejercicio?

Es fundamental la educación sanitaria a toda la familia. La creación de hábitos de vida saludable, la incorporación de estos al día a día de cada entorno familiar.

–        Realización de ejercicio físico, al menos caminar 45 minutos al día.

–        Retirar los refrescos, bebidas azucaradas, zumos, batidos y alimentos procesados.

–        Realizar 5 comidas al día, sin saltarse ninguna.

–        Seguir consumiendo de forma habitual, pero con moderación, pasta, arroz, patatas, no tomando pan con estos alimentos.

–        Consumo frecuente de legumbres como fuente de proteínas, al igual que lo es la carne y el pescado.

–        Ingesta de verdura a diario, como elemento principal del plato.

–        Consumo de varias piezas de fruta al día.

¿Quieres recibir las últimas noticias?

* Obligatorio

¿Quieres recibir la actualidad cofrade?

* obligatorio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here