La hora de la verdad llegaba este pasado sábado para el Meridiano Antequera, que después de que en los últimos seis partidos sólo sumara una victoria y un empate afrontaba el que sin duda era el partido clave para que su devenir en lo que resta de liga fuese ya casi definitivamente apacible. Enfrente un recién ascendido, en puesto de colista, pero que en la primera vuelta doblegara a los de Lorenzo y Quino caso del Maristas Algemesí, que afrontaba el choque como una de las finales que les restaban para huir de la zona más caliente de la tabla. Los antequeranos sabedores de que en juego estaba la tranquilidad de poder alcanzar los dieciocho puntos, cifra ya casi en el umbral de la permanencia, no iban a poner ningún tipo de obstáculos en que ese hecho se produjera máxime ante su público.

El partido no tuvo color desde que al minuto diez los de casa ya marcaran una diferencia decisiva (6-1). Un buen trabajo defensivo y una efectividad notoria en ataque, con la recuperación adicional del mejor Alexis de la campaña. Algemesí, con solo once jugadores desplazados, ya dejó advertir las dificultades por las que atraviesa y a pesar de que cuenta en sus filas con veteranos de peso como Vidal, Lorasque o Moreno, su inferioridad fue latente en todo momento. El 15-8, descanso así lo testificaba con meridiana rotundidad.

Con todo casi decidido el paso de los minutos en la reanudación propició ver un partido carente de presión, con alternativa de acciones ofensivas e intercambios de goles que no favorecían a los que iban por debajo en el luminoso. Lorenzo y Quino dieron minutos a todo su banquillo y el choque fue transcurriendo falto de intensidad y ritmo pero con la tranquilidad que los puntos se quedaban en casa para dar otro paso más.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?