Top_telecable

Más de 1,3 millones de turistas de todo el planeta han transitado ya por las pasarelas del Caminito del Rey. Sin embargo, son pocos los que de verdad conocen cuál es su origen y la historia de este afamado lugar.

“Muchos visitantes vienen con la idea de hacer simplemente una ruta senderista con cierto grado de adrenalina y pasar un buen rato. Sin embargo, cuando empiezan el recorrido y el guía les explica todo lo que envuelve este sendero, entonces deja ser ser solo una diversión y se convierte en una auténtica experiencia”, ha explicado el gerente del Caminito, Francisco Campano.

El Caminito del Rey nació como una construcción cuya finalidad no era otra que permitir el acceso a los operarios que trabajaban en la central hidroeléctrica de El Chorro para que pudieran abrir y cerrar las compuertas del canal.

Rafael Benjumea fue el encargado de diseñarlo y su finalidad eraser un acceso para los operarios de la central hidroeléctrica

El auge de la industria en la mitad del siglo XIX fomentó la creación de empresas de electricidad y la construcción de centrales hidroeléctricas como el caso de la de El Chorro, una obra de ingeniería de Rafael Benjumea. Este ingeniero de obras fue el encargado de diseñar las pasarelas que aún hoy los visitantes pueden observar a su paso por el renovado trayecto.

La primera de las pasarelas, construida en 1901, estaba hecha con gavillas de hierro y tablones de madera. Una inundación hizo que fuera sustituida por otra a mayor nivel. “Realmente durante el recorrido por el Caminito del Rey se pueden observar tres pasarelas de tres épocas diferentes, la inicial, la segunda pasarela y la actual”,  han comentado Campano.

Las leyendas urbanas en torno a la construcción de las pasarelas han empañado la historia del Caminito del Rey. Se ha dicho que fue construido por presos y que murieron muchos operarios, pero la realidad es que solo se tiene constancia de dos accidentes mortales. Además, los trabajadores de las pasarelas eran marineros acostumbrados a subirse a los mástiles y que por tanto, estaban acostumbrados a trabajos en altura.

Durante el recorrido por el Caminitose pueden observar tres pasarelas de tres épocas diferentes

La central hidroeléctrica del Chorro entró en funcionamiento en 1906, aunque sufrió mejoras y remodelaciones durante muchos años.

“Lo que quizá más se conoce de la historia del Caminito del Rey es la visita del rey Alfonso XIII el 21 de mayo de 1921 para poner la última piedra de las obras de la presa e inaugurar las pasarelas”, ha asegurado el gerente. Hasta entonces, las pasarelas eran denominadas ‘Los Balconcillos’, pero con la visita del monarca pasó a denominarse ‘Camino del Rey’ y posteriormente como hoy lo conocemos, ‘Caminito del Rey’.

Durante la Guerra Civil esta presa dotó de electricidad fuera de su radio de acción y a finales de los 40 suministraba energía a toda la provincia de Málaga, Almería y pueblos de Granada, Córdoba y Sevilla.

Posteriormente el Caminito del Rey pasó de ser un simple camino para los operarios de la central hidroeléctrica y se convirtió en parte de la vida cotidiana de los habitantes de El Chorro y lugares cercanos.  Por este sendero a más de 100 metros de altura transitaban a diario niños para ir a la escuela, mujeres para avituallarse de productos para alimentar a sus familias… Era un lugar de encuentro y tránsito tanto a pie, en bicicleta e incluso a caballo.

Una vez la central dejó de funcionar, la acción de la naturaleza junto con la mano del hombre, hicieron que el Caminito del Rey entrara en una situación de deterioro absoluto. Gracias a la Diputación de Málaga, Junta de Andalucía y los Ayuntamientos de la comarca ha sido posible la recuperación de este histórico lugar.

El Caminito del Rey es más que una actividad de turismo activo, se trata de conocer un tesoro geológico, natural e histórico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here