Las arcas municipales del municipio de Villanueva del Rosario tuvieron que afrontar el pasado año 2014 unos 7.000 euros en reponer los desperfectos ocasionados por actos vandálicos. De hecho los últimos actos han tenido lugar esta Navidad.

Y es que en plenas fiestas navideñas robaron cinco renos de decoración navideña, que se iluminan, que se encontraban en las calles de la localidad.

“Unos renos de un metro veinte que desaparecieron de la noche a la mañana”, lamenta el regidor, José Antonio González. El coste de dichas figuras ronda los 120 euros, con lo que para reponerlos el Consistorio tendrá que sacar de las arcas municipales 600 euros.

“Es un dinero que se podría haber destinado a dar un mes de empleo a un vecino necesitado, y por culpa de las malas cabezas se ha perdido, porque vamos a comprar más renos que nos han robado, el daño es tirar el dinero”, critica el munícipe, quien recuerda la aparición de uno de las esculturas en forma de reno “destrozada” con “las patas rotas”.

Asimismo, durante el año algunos fines de semana los vecinos se han despertado farolas rotas, un banco de piedra destrozado, varios maceteros que ascienden a 400 euros perdidos, árboles plantados desaparecidos, columpios rotos o pintadas en infraestructuras públicas. Tampoco el cementerio se ha librado de los hurtos de los gamberros, con robo de escaleras municipales en varias ocasiones, crucifijos, posa velas o lamparitas, según González.

“Queremos es una condena social para enterarnos de quienes son los que hacen que nos gastemos el dinero público en sus gamberradas. La gente se debe implicar y denunciar quien lo hizo para tomar medidas”, asegura el munícipe.

“Consideramos que es gente que este despierta o haga vida por la noche. Siempre ha sido a altas horas de la madrugada. Gente del pueblo y gente joven, pero no podemos asegurarlo”, apunta José Antonio González.

Cámaras de seguridad
Uno de los elementos instalados para persuadir a los vándalos son las cámaras de seguridad. Y es que los hurtos acontecidos en viviendas y comercios en los primeros meses de 2013 obligaron al Consistorio a poner vigilancia privada durante unos meses. Y más tarde decidieron instalar, en la avenida donde están los comercios, tres cámaras de seguridad

La video vigilancia ha tenido un coste municipal de 5.500 euros. Una de las cámaras, instaladas en la zona del campo de futbol, cuenta con un novedoso sistema para girar 360 grados. El resto están situadas en la avenida donde se encuentran casi el 100 por cien de los comercios.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?