Foto de archivo

Habrá que reservar con cita previa, se limitará el aforo, no habrá tickets y se utilizaran códigos QR

El Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera, declarado Patrimonio Mundial de la Unesco en 2016, junto con el Torcal y la Peña de los Enamorados, vuelve a abrirse al público el próximo 24 de junio gracias al paso de la provincia a la Fase 3 de la desescalada, según ha informado la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo. Una noticia que todo el equipo estaba esperando desde la Fase 1 cuando ya se habían realizado desinfecciones, elaborado protocolos de actuación y tenían a todo el personal incorporado.

El arqueólogo y actual gerente de Los Dólmenes, Bartolomé Ruiz, ha explicado las medidas de seguridad que se van a llevar a cabo.

En primer lugar se va a exigir que la visita se programe mediante cita previa.

Además, el Centro de Visitantes, reservado a contemplar el vídeo de presentación del sitio, que tiene una capacidad de 50 personas, pasaría a tener capacidad para 15, hay 5 bancos que acogen a 50 personas y pasarían a tener un aforo para 2 personas por banco, 10 en total y otras 5 personas de pie

El monumento de Menga, que es el que más capacidad va a tener, pasaría a reducir su aforo al 50 por ciento, es decir, de 50 a 25 personas «ya que es un monumento que nos permite entrar por la derecha, dar la vuelta al fondo de la cámara y salir por la izquierda».

En el caso de Viera y el Romeral, se entraría de uno en uno debido a su estrechez. «Una persona entraría hasta el fondo, contemplaría la cámara y saldría para que entrara otro, todo controlado por el vigilante de seguridad a la entrada del campo de los túmulos y de los dos custodios que están en las puertas», explica.

En el caso de la visita de escolares, el paso por el Centro de Visitantes se haría por turnos,»aunque lo que estamos planteando es que los grupos visionen el vídeo –colgado en la web–, en el centro educativo correspondiente, o en casa, y por tanto los grupos pasen directamente a la visita de los monumentos», comenta el director.

Otra decisión que se ha tomado en base a la seguridad es no entregar tickets, sino que se llevará  a cabo el conteo de visitantes a través de una máquina que llevaría el vigilante de Menga y Viera y el custodio del Romeral. Igualmente no habría folletos físicos, sino que vel visitante podría descargáselo a través de un código QR.

A todo esto hay que añadir la instalación de mamparas protectoras, puntos de hidrogel y la exigencia del uso de mascarillas para entrar al recinto.

Desde el Conjunto Arqueológico esperan «que la población siga apostando por el turismo de carácter cultural, nos vienen unos momentos complejos de gestionar, y ojalá la gente no se cohiba a la hora de salir a visitar enclaves como este«, puesto que están llevando a cabo un trabajo exhaustivo para mantener el lugar seguro y preparado para su vuelta.

 

------------------------------


------------------------------


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here