Ya has decidido dar el salto y comprar un vehículo híbrido. Pero de pronto te asalta la duda: ¿y el mantenimiento y las revisiones en este nuevo tipo de vehículos serán caras, dónde hacerlas, serán un problema? Tranquilo, además de suponer una reducción para tu bolsillo al reducir ostensiblemente las visitas a las gasolineras el mantenimiento también es mucho más barato. Está claro que las revisiones periódicas a las que sometías a tu antiguo vehículo de combustión siguen siendo importantes, máxime cuando ahora el mantener en condiciones óptimas tu motor se combina con la necesidad de revisar también el motor o motores eléctricos de los que puede disponer tu vehículo híbrido y sus respectivas baterías. En ambos casos el objetivo es evitar averías más graves gracias a una revisión mínima que evite vicios o daños a largo plazo. Aún así el gasto en mantenimiento es ostensiblemente inferior. Así, por ejemplo en los modelos más populares de híbridos y enchufables de Renault no habrá que sustituir el embrague; ni las relaciones de cambios, al contar con caja automática; ni el alternador, pues cuentan con uno eléctrico que no precisa mantenimiento; ni la correa de distribución; ni el filtro de partículas (al carecer de ellas). Y eso sin contar el ahorro en la sustitución de discos y pastillas de freno ya que este tipo de vehículos lleva un sistema de frenada regenerativa que hacen que los frenos duren el doble de un coche convencional. Y, por supuesto, el mayor ahorro está en la batería ya que los híbridos tienen dos tipo de baterías, la convencional de 12 voltios de mantenimiento mínimo habitual, y otra de alto voltaje. Precisamente esta última batería requiere de un mantenimiento específico por parte de personal cualificado y con útiles y medidas de seguridad adecuadas.

Partes en las que ahorrarás en el mantenimiento si adquieres un coche eléctrico Renault

– No tienen embrague. 

– La caja de cambios es automática, por lo que no lleva relaciones de cambios.

– Carecen de alternador. Llevan un convertidor eléctrico que no precisa mantenimiento alguno.

– No lleva correa de distribución.

– No lleva filtro de partículas al ser un vehículo etiqueta 0 emisiones.

– Gran ahorro en discos y pastillas de freno. Este tipo de vehículos lleva un sistema de frenada regenerativa que hacen que los frenos duren el doble de un vehículo convencional.

No podemos olvidar que este tipo de vehículos ya no se pueden llevar al taller de barrio al que recurríamos a última hora ante cualquier problema. Sólo personal cualificado, con una formación específica y que cuentan con las herramientas adecuadas pueden llevarlas a cabo. Afortunadamente Grupo Antequera Motor dispone de un departamento especializado para que no tengas que desplazarte fuera de la comarca para mantener y reparar averías de tu híbrido o híbrido enchufable de la marca Renault (Renault Captur, Megane Híbrido enchufable y Renault Clío Híbrido) . Estas intervenciones se tienen que realizar con unas medidas de seguridad específicas para evitar daños en el momento o a medio plazo en tu flamante nuevo coche. Por eso, en este caso, más que nunca, es importante contar profesionales.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?