top_automoviles_torres
Las mujeres de la Asociación Artemisa cocinaron más de 300 kilogramos de tagarninas.

Villanueva del Rosario volvió a ser por sexto año el epicentro gastronómico de Málaga con la degustación para más de dos mil personas de uno de los platos más típicos de la zona: la tagarnina.

Esta fiesta que, desde el año 2016 fue declarada Fiesta de Singularidad Turística Provincial por la Diputación, atrae cada año a más personas que no quieren perderse el momento en que pueden degustar esta planta que cuenta con numerosas propiedades saludables.

Así, la plaza Nueva del Saucedo de Villanueva del Rosario se quedó pequeña para recibir a tantas y tantas personas. Entre ellas, la delegada provincial de Turismo de la Junta de Andalucía, Nuria Rodríguez, el diputado de Desarrollo Económico y Productivo, Juan Jesús Bernal, el alcalde de la localidad, Juan Francisco González, y la alcaldesa de Archidona, Mercedes Montero.

Bernal, Rodríguez, González, Montero y las concejales municipales del área degustaron el guiso de tagarninas.

La delegada de Turismo se mostró impresionada por la asistencia de tanto público y declaró que «es un honor poder venir a esta fiesta». Por su parte, el diputado se mostró congraciado por la fuerza que está cogiendo este producto del que señaló «en un futuro se podría comercializar envasado, ya que no hay ninguna empresa actualmente que lo haga». Por su parte, el alcalde de la localidad, se mostró encantado por la asistencia «cada año de más público no solo de la comarca sino de Andalucía y de España», señaló.

Y para preparar este plato con tanto cariño y esmero no fueron otras que las mujeres de la Asociación Artemisa de esta localidad las que se ofrecieron con sus manos a cocinar las tagarninas para que los visitantes y vecinos de la localidad pudieran chuparse los dedos y probar esta delicia del campo andaluz.

Una labor que como contó una de sus integrantes, Amparo Cuevas, les ha llevado «desde el miércoles. Es muy laborioso cocinar este guiso para el que hemos empleado más de 300 kilos de tagarninas», explicó.

Más de 2.000 personas asistieron a degustar el guiso de tagarninas.

Durante la fiesta los visitantes pudieron disfrutar de un mercadillo de productos de la comarca, muchos de ellos adheridos ya a la marca agroalimentaria de la Diputación, ‘Sabor a Málaga’.

La fiesta de la tagarnina ya no es sólo una actividad de degustación de este guiso. Anteriormente a ello, se organizó una ruta guiada de senderismo hasta el Mirador del Hondonero, donde los visitantes pudieron disfrutar del inigualable paisaje de la sierra y de un desayuno con molletes, aceite de oliva, café y dulces típicos de la comarca. Además, las escuelas de gimnasia rítmica de Villanueva del Rosario, Villanueva del Trabuco y Archidona ofrecieron una exhibición en el pabellón municipal.

La celebración contó con varios coros rocieros, entre ellos el de Nuestra Señora del Rosario, y por el grupo local Dando la Nota, así como un espacio infantiles con castillos hinchables y talleres.

Las mujeres de la Asociación Artemisa cocinaron más de 300 kilogramos de tagarninas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here