Un año más cientos de voluntarios, junto a científicos y entidades conservacionistas, se reunieron ayer para el anillamiento anual de pollos de flamenco en la laguna de Fuente de Piedra .

Desde la madrugada, los 430 voluntarios procedentes de distintos puntos de España e incluso del extranjero, comenzaron con las distintas tareas a realizar, entre las que se incluyen el traslado de los pollos que aún no saben volar para su posterior anillamiento y marcaje. Así como realizarle algunas pruebas como pesarlos, y tomarles muestras de sangre.

Este año ha destacado la exitosa reproducción de las 7.000 parejas que actualmente viven en la laguna, que ha sido favorecida por la evolución del nivel del agua de la laguna, ya que si bien las precipitaciones que se registraron en Fuente de Piedra durante el presente ciclo hidrológico fueron inferiores a la media, el elevado nivel de agua con el que contaba la laguna al comienzo de año permitió que se mantuviera un nivel de agua adecuado durante la primavera y lograr así, este éxito reproductivo con un total de 6.000 pollos, cifra muy superior a la de años anteriores.

Sin embargo, lo que más destaca del anillamiento de este año es que por primera vez se cuenta con la presencia de flamencos enanos en la laguna, con un total de tres parejas reproductoras. Esta especie se diferencia del flamenco común en que tienen el pico más largo y el cuarto dedo de las patas también más largo. 

Como destacaron los voluntarios «es muy raro ver estos flamencos aquí, ya que normalmente se encuentran en zonas de África, Pakistán e India»

El viceconsejero de Medio Ambiente, Ricardo Rodríguez quiso agradecer, en primer lugar, a los voluntarios “su trabajo en este día de tanta importancia medioambiental, social y científica”, del mismo modo que recalcó la importancia de los elevados datos de reproducción obtenidos, así como destacar la novedad de este año de la llegada de las tres parejas de flamencos enanos.

El director de la laguna, Manuel Rendón, por su parte quiso destacar que “éste ha sido un buen año de reproducción ya que los flamencos se han adaptado muy bien a las condiciones hidrológicas existente, dando así unos resultados reproductivos muy favorables en la laguna más importante de todo el humedal de la cuenca mediterránea”.

Pepe Amalio, voluntario de Antequera, comentó que “éste ha sido su tercer año, y que, al igual que en el primero, ha sido una experiencia inolvidable, por lo que está dispuesto a repetir todos los años que pueda”.

Mónica García, vecina de Fuente de Piedra, comentó que este año ha sido la primera vez que ha asistido a esta tradición tan famosa de su pueblo, y que “ha sido una de las mejores experiencias de su vida”.
El evento terminó con una foto de grupo de todos los voluntarios de la Junta de Andalucía con el director de la laguna, Manuel Rendón.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?