Atrás quedó: la navidad, atrás  la lotería y la noche  buena, San Silvestre. Atrás quedó: Noche vieja, Año nuevo  y el día los Manolos. También quedó atrás  el nacimiento de Jesús y los reyes magos  y como no la lotería del niño. Con ellos se fueron las ilusiones, las alegrías, y las canciones de Navidad. Pero lo más importan fue  junto con el cumpleaños de mi señora, el santo de quien os escribe y el día de reyes, el aniversario de boda. Una lagrima de mis ojos cae en el abismo de mis sentimientos intentando alcanzar lo mejor que lleva uno dentro. No siempre salen las cosas tal como la hemos pensado o planeado como también esos tiempos pasados nunca deberían pasar pues  brotan de cosas buenas, de satisfacciones, y de ilusiones.  Yo desde mi interior intento aprender  todas  esas cosas buenas que nos trae   cada día de cada año nuevo.  Y que siempre en el pensamiento llevemos, nuevos propósitos y nuevas metas a conseguir desde aquí quiero desearos que todos vuestros sueños se hagan realidad  junto  con mis deseos  de paz y felicidad. Atrás quedó la Navidad, atrás la noche Buena, año Nuevo y noche Vieja.

Manuel Hidalgo.




DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here