Badennova ha instalado en Villanueva de Tapia el primer Badén Inteligente de Velocidad (BIV). Esta última versión definitiva del badén, ya se comercializa para zonas con densidad media/baja de tráfico, tales como zonas residenciales, centros comerciales, aparcamientos, zonas centro y/o casco histórico urbano.

El BIV instalado corresponde a la versión comercial mejorada y cuenta con los materiales aptos para resistir el tráfico cotidiano, tanto de vehículos pesados como para turismos, furgonetas y motocicletas.

El gerente de Badennova, José Antonio Aguilera, se ha mostrado muy satisfecho de poder instalar esta primera versión final de badén en calle. “Estamos muy contentos. Gracias a la multitud de pruebas prácticas y la inagotable investigación respecto al comportamiento de los materiales que componen nuestro badén, hemos podido ajustar los parámetros más problemáticos, consiguiendo así su correcto funcionamiento y durabilidad. Por fin podemos hacer las calles más seguras y premiar a todos los que cumplen con los límites de velocidad establecidos”, afirma Aguilera.

Por su parte, la alcaldesa de Villanueva de Tapia, Encarna Páez, que acudió a la instalación junto al concejal de Seguridad, Miguel Ángel García, se ha mostrado muy orgullosa de que su municipio sea el pionero en comprometerse a mejorar la seguridad vial, gracias al invento de uno de sus vecinos. “estamos muy orgullosos de que se instale el primero de calle en Villanueva de Tapia y que seamos el pueblo piloto después de tantos años de desarrollo del Badén”, ha asegurado la alcaldesa, quien confirma que va a hacer un encuentro para que todos los alcaldes de la comarca comprueben el funcionamiento del BIV y sean testigos de la mejora, “Es importante la seguridad de la circulación, indudable la de los peatones, pero no debemos olvidarnos de los vehículos, puesto que al pagar el impuesto de circulación se merecen que ayudemos a que no se dañen”.

Badennova, además de contar con este badén instalado, sigue haciendo pruebas en varios puntos de Málaga capital como es el Edificio de Urbanismo, el Museo del Automóvil y la central de la EMT, donde se comprueba su fiabilidad con vehículos pesados con las condiciones más adversas.

El BIV está compuesto por una membrana protectora en la que se alberga un líquido no newtoniano, y un revestimiento de alta resistencia que soporta multitud de puntos de presión, diferentes pesos, así como cualquier impacto que puede recibir en el tránsito de vehículos, incluidos los de gran tonelaje.

Los materiales no son tóxicos ni contaminantes, ni inflamables, siempre respetuosos con el medio ambiente, y están diseñados para soportar los cambios de temperatura.

La trayectoria del badén comercializable cuenta con muchas horas de investigación en laboratorio para estabilizar los parámetros necesarios del líquido no newtoniano de origen desarrollado satisfactoriamente hace cinco años. Así como la continua evolución del recubrimiento y protecciones varias que aseguran dicho compuesto. Soportando las pruebas de resistencia mas duras para controlar la calidad y la garantía de todos sus componentes frente a diferentes temperaturas, volumen de impacto, exposición a las inclemencias meteorológicas, y a los rayos solares de forma continua.

Para ello, se ha recurrido a diferentes empresas líderes en diversos sectores, tanto nacionales como internacionales, hasta lograr los altos estándares de calidad y durabilidad necesarios para la correcta comercialización del BIV. Actualmente estamos cerrando diferentes acuerdos de colaboración con grandes empresas nacionales, así como grandes constructoras ubicadas en Hispanoamérica, Arabia Saudí y Países Nórdicos , proyectando la expansión global del producto respecto a su producción y distribución. Intentando conseguir con ello colocar en el mercado nuestro BIV en grandes cantidades.  

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?